top of page

¿Cómo hablar de dinero cuando estoy empezando a salir con alguien?




¡Dinero! Definitivamente no es lo primero de lo que queremos hablar en una primera cita. O realmente, en ningún momento durante una relación. Es un tema emocional. Todos aprendemos sobre el dinero de manera diferente. Y el tema sigue siendo tan tabú que las personas están más dispuestas a hablar de su vida sexual antes que de cómo manejan sus finanzas o cuánto ganan.


Sin embargo, hablar sobre dinero, temprano y a menudo, es mejor para tu relación. Según una investigación del Washington Post, las parejas que hablan sobre el dinero dicen que son más felices en comparación con las parejas que hablan menos sobre el tema. Y, ¿quién no quiere comenzar una relación en los términos más felices?


Aún así, sigue siendo un tema incómodo, por eso en este blog te vamos a dejar algunos tips de como hablar de dinero cuando estás saliendo con alguien, sin importar en qué etapa se encuentre tu relación, para averiguar si tú y tu cita están en la misma página.


¿Cómo hablar sobre dinero en la primera cita?


Una de las mayores preguntas sobre dinero en la primera cita suele ser quién paga. En latinoamerica es común que en citas donde hay un hombre y una mujer, el hombre pague en la primera cita. Sin embargo, más y más personas están de acuerdo en que la persona que hizo la invitación debería pagar. Entonces, si eres tú quien invita y esa es tu idea, podrías agregar un comentario como "¡Yo invito!" para ser muy clar@. También podrías formular tu solicitud de una manera que muestre que estás dispuest@ a pagar, por ejemplo, "Me gustaría invitarte a cenar alguna vez" en lugar de "¿Te gustaría ir a cenar alguna vez?"


Pero las cosas no siempre son tan sencillas. Algunas personas prefieren dividir el costo de una cita por la mitad, sin importar quién haya preguntado, esto es super común en Europa y Estados Unidos y cada vez más en latinoamerica. Al mismo tiempo, algunos prefieren pagar siempre en la primera cita, y otros prefieren cuando su cita paga. ¿Cómo puedes saber qué esperar?


La heteronormativa idea de que los hombres deben pagar en la primera cita... no es tan útil. Para empezar, asume que todas las parejas incluyen exactamente a un hombre. Dicho esto, es agradable cuando alguien hace algo considerado para mostrar que está interesado, y pagar en la primera cita es una forma de hacerlo.


Una forma de aclarar cualquier suposición es preguntar con anticipación. Tal vez un mensaje de texto como este:


"¡No puedo esperar para la cena del viernes! Solo quiero saber, ¿sueles preferir dividir la cuenta o que uno de nosotros la pague y luego tal vez nos turnemos? Estoy feliz de hacerlo como sea. Tratando de evitar el baile de la cuenta, jaja."


O si es muy incomodo ese texto, cuando llegue la cuenta si tu quieres pagar decir algo como "Yo invito esta" o si no estas segur@ preguntar "pagamos mitad y mitad" y si la otra persona te quiere invitar seguramente dirá algo como "tranquil@ yo invito esta" y si no dice nada, pues ya sabes que esa persona prefiere mitad y mitad.


Si reformulas la "charla sobre dinero" como una parte normal de la preparación para la cita, al igual que elegir un atuendo y planificar tu ruta para llegar a tiempo, se convierte en una tarea más que tachar de tu lista y no en algo grande y aterrador.


Además, si puedes normalizar hablar sobre dinero desde el principio e incluirlo en tus conversaciones cotidianas, es menos probable que sea incómodo más adelante y verás desde un principio si los hábitos de dinero son compatibles con los tuyos. Aquí no hay respuestas correctas o incorrectas, es solo función de que funciona para tí y para esa otra persona y si son compatibles.


¿Cómo hablar sobre dinero cuando estás conociendo mejor al otro?


Cuando tu relación es relativamente nueva, hablar sobre dinero no tiene que ser una conversación seria y formal. Realmente se trata más de entender las prioridades financieras de cada uno.


¿Por qué debería ser una prioridad? Porque las relaciones saludables se construyen en parte sobre valores compartidos y el dinero toca muchos valores diferentes que estarás explorando. En pocas palabras, es una parte reveladora del proceso de conocimiento mutuo.


Mientras estás en una cita, hablar de dinero puede sonar extremadamente casual:


"¿Estás ahorrando para algo divertido?"

"¿A dónde te gustaría viajar después?"


Ambos son excelentes temas para conocerse mutuamente. Si te encuentras evitando estas preguntas, o pensando en cosas relacionadas con el dinero pero te detienes antes de hablar, eso es el tabú haciéndose presente. Y si no estás hablando de ello, es probable que tu cita tampoco quiera hablar.


Recuerda, no hay una "respuesta correcta" a buscar. Y no se trata de emitir juicios. Hablar sobre dinero cuando estás saliendo con alguien nuevo se trata de obtener una imagen más clara de la persona, sus valores y sus planes, para ver qué tan compatible es todo eso contigo, tu estilo de vida y tus objetivos.


A medida que se conocen mejor y pasan más tiempo juntos, sigue combatiendo ese tabú de hablar de dinero. Las oportunidades para hablar sobre dinero y aprender más sobre cómo lo abordan pueden surgir de manera natural:


  • ¿Cuánto quieres gastar en la escapada de fin de semana que estamos planeando? ¿Deberíamos ahorrar para eso?

  • Hoy invito yo a las bebidas. ¡Acabo de terminar de hacer mis impuestos!

  • Mis padres siempre discutían por dinero. ¿Los tuyos?

  • ¿Qué piensas sobre [el mercado de valores]?

  • He estado pensando en intentar hacer un presupuesto mensual. ¿Tú usas uno?

  • [Inserta historia nostálgica sobre la universidad aquí]. Y estaré pagando un 7% de interés en esa historia durante los próximos diez años.

  • Vivo con amig@s o con mis papas porque estoy ahorrando para [alguna meta]

Si quieres explorar más, podrías compartir que estás tratando de acumular tu fondo de emergencia, o pedir su consejo sobre cómo negociar un aumento, o ser honest@ acerca de cuánto estás dispuest@ a gastar en las citas. Por ejemplo:


Oye, ¿para nuestra próxima cita, podemos [insertar idea de cita económica aquí]? Tengo algunas cosas importantes para las que estoy ahorrando en este momento / Estoy tratando de saldar mis deudas lo más pronto posible / Acabo de aumentar mi contribución a mi fondo de retiro / Estoy tratando de ser intencional con mi presupuesto este mes y sé que todavía podemos divertirnos haciendo algo que cueste [$X cantidad] o menos.


Si bien el estatus financiero no tiene por qué ser un motivo de ruptura, definitivamente debe haber respeto. Si descubres que tu cita no respeta tu opinión o tu propio camino financiero: señal de advertencia. Y si realmente no puedes respetar el suyo: señal de advertencia.


¿Cómo hablar sobre dinero cuando se está enseriando la relación (y el dinero)?


Cuando parece que las cosas se están poniendo serias, es hora de profundizar un poco más. Además, te ayudará a detectar cualquier otro problema temprano. Las actitudes y metas diferentes en torno al dinero se pueden negociar como parte de una relación. Mentir y robar...no.


Entonces, ¿por dónde empezar con una conversación sobre dinero más seria? Hablemos primero sobre temas específicos. Aquí tienes un desglose de algunas cosas que deberían compartir y discutir:


  • ¿Cuáles son los enfoques de cada uno para gastar dinero? Este es un buen punto de partida, porque se trata de las cosas del día a día y probablemente ya hayas visto parte de dónde viene cada uno. ¿Qué cosas crees que valen la pena derrochar y ahorrar? ¿Tienen ambos una buena idea de lo que tienen entrando y lo que sale? ¿Siguen cada centavo, o son más del tipo "se arreglará solo" o "la la la no puedo escucharte"? ¿O del tipo "no me importa"? También podría ser útil hablar sobre cómo abordaron el dinero sus padres porque eso influye en cómo lo abordan las personas.

  • ¿Cómo se sienten cada uno sobre sus finanzas en este momento? ¿Alguno tiene deudas? Y si es así, ¿están trabajando para pagarlas? Algunas personas logran evitar la deuda toda su vida, pero la mayoría no lo hace, y pagarla tiene un gran impacto en cuánto dinero te queda para ahorrar y gastar. Hablen sobre qué tipos de deuda tienen cada uno (tarjetas de crédito, préstamos de auto, préstamos estudiantiles, etc.) y cuál es su saldo y tasas de interés. ¿Tienen un fondo de emergencia? También podría ser bueno preguntar sobre su puntaje crediticio, y si no es tan bueno, si está trabajando en mejorarlo.

  • ¿Cuáles son sus planes de dinero a corto plazo? Aquí es donde pueden tener una idea de hacia dónde se dirigen juntos en el próximo año o así. ¿Tienen planes para viajar? ¿Para mudarse? ¿Para cambiar de trabajo próximamente? ¿Están ambos actualmente ahorrando para algo en particular?

  • ¿Cuáles son sus sueños para el futuro? ¿Están trabajando en ello? Esta es la parte divertida. ¿Quieren comprar una casa en unos años? ¿En qué piensas cuando imaginas la jubilación (si lo haces)? Poner esas cosas sobre la mesa ahora les ayudará a entender por qué la otra persona puede estar tomando decisiones financieras hoy en día y les dará la oportunidad de, tal vez incluso, sincronizar sus planes, cuando estén listos.


Exponer tu vida financiera puede ser emocional y pueden surgir sentimientos de vergüenza, culpa, enojo y/o vulnerabilidad. Por encima de todo, intenta abordar cualquier tipo de conversación sobre dinero desde un lugar de mente abierta, amor y respeto. También querrás dejar claro que no estás fisgoneando, no solo estás preguntando sobre su vida financiera, también estás compartiendo información sobre la tuya.


Podrías iniciar la conversación con algo como esto:

Estoy muy feliz contigo. Y he estado pensando: ¿Sabes cómo dicen que la razón número 1 por la que las parejas pelean es el dinero? ¡No quiero que eso nos pase a nosotros! En algún momento próximo, quiero contarte dónde estoy financieramente y cómo pienso en mi dinero, y realmente me gustaría escuchar esas cosas de ti también. ¿Qué piensas?


Dales espacio para reflexionar y responder. Quizás las cosas se pongan un poco tensas o emocionales y está bien. Si se cierran o cierran la conversación, pausa. Luego intenta terminar:

Sé que el dinero no es el tema más fácil de hablar. ¿Qué tal si le damos un poco de tiempo, y tal vez lo intentamos de nuevo en las próximas semanas?


Si te encuentras con un rotundo "no" o la próxima semana nunca llega, señal de advertencia. ¡Y realmente esperamos que no sea el caso! Porque si puedes construir una relación basada en la confianza y la apertura en torno al dinero, ambos estarán mejor y estarán mejor juntos también.


Sabemos que no es fácil hablar de dinero, pero la realidad es que al rededor del 33% de las parejas terminan por temas de dinero, entonces si puedes tener esta conversación desde el principio, podrás evitar ser parte de ese 33% en un futuro.





Comments


bottom of page