top of page

Tres tareas financieras para nuevos emprendedores y dueños de negocios

Desde el inicio de la pandemia, cada vez más personas han decidido abandonar jefes inadecuados, culturas laborales tóxicas, salarios demasiado bajos, falta de flexibilidad, falta de autonomía, o cualquier otro motivo, a favor de emprender sus propios negocios. De hecho, el emprendimiento global aumentó un 23% en 2020 y un 16% en 2021 (y en muchos casos, las mujeres están liderando este movimiento)


La verdad: emprender es un trabajo arduo. Pero si crees que es la decisión correcta para ti, también puede ser grandioso. Una vez que estés list@ para sumergirte en esta aventura,  vale la pena asegurarte de tener todo en orden y tener un plan para mantener la estabilidad mientras pones en marcha tu negocio.



Aqui te van tres cosas que querrás hacer temprano en tu camino de emprended@r desde una perspectiva de finanzas empresariales.


  1. Construye un plan de negocios


Cuando se trata de lograr que tu empresa sea un éxito financiero, tu plan de negocios es tu mejor aliado. Así que el primer paso, si aún no lo has hecho, es construir un plan de negocios.


Piensa en un plan de negocios como un mapa: enumera quién eres como empresa, quiénes son tus clientes, qué necesidad tu empresa pretende abordar, cuáles son tus objetivos y cómo planeas alcanzarlos. Crucialmente, también debería incluir un esquema de tus operaciones generales y modelo de negocio (es decir, cómo planeas generar ingresos) y proyecciones financieras (incluyendo cuánto crees que ganarás en los próximos años). Sentarte para aclarar este punto te ayudará no solo a tomar decisiones diarias, sino también a buscar financiamiento, ya sea del banco, inversores potenciales, amig@s, familiares, etc.


  1. Separa tus finanzas empresariales de las personales

Dirigir tu propio negocio no solo implica ganar dinero, también significa gastarlo (comprar suministros, pagar empleados, alquilar una oficina, etc.). Pero incluso si tu negocio es muy pequeño (te hablamos a ti: freelancers trabajando desde la mesa del comedor), mezclar tus finanzas personales y empresariales seguramente se volverá un lío rápidamente.


La mejor práctica es abrir cuentas bancarias separadas (tanto corriente como de ahorro) y realizar todas tus transacciones financieras relacionadas con el negocio desde allí. Tu cuenta corriente empresarial será excelente para el flujo de efectivo diario (es decir, comprar cosas), y tu cuenta de ahorros empresarial es un excelente lugar para apartar dinero para impuestos (muy importante; probablemente necesitarás hacer pagos mensuales o trimestrales) o para ahorrar para grandes compras relacionadas con el negocio en el futuro.


Mantener las cosas separadas te ayudará a llevar registros precisos (también buenos para los impuestos), entender cuánto entra y sale de tu empresa en cualquier momento y hacer menos probable que uses fondos del negocio para pagar gastos personales ocasionales. (Sin juicio, pero no es un hábito en el que quieras caer).


Y si estas buscando una herramienta a que te ayude a llevar las finanzas de tu negocio y/o personales, en Zumma te podemos ayudar a hacerlo con nuestra app en la cual puedes llevar no solo tus finanzas, si no que tienes herramientas para registrar tus gastos e ingresos por whatsapp, facturar tus gastos tambien por whatsapp y hasta preguntarle a Zummi, tu asistente y experto financiero impulsado por inteligencia artificial, todo lo que necesitas saber para llevar tus finanzas personales y las de tu negocio.


  1. Busca recursos destinados a propietarios de negocios y sal a conocer más emprendedores como tú

Hoy hay más recursos y redes de apoyo que nunca. Muchos de ellos son a nivel nacional.

De hecho hasta tu banco local también puede tener recursos para ti. Si buscas puedes encontrar herramientas como una calculadora de préstamos comerciales, algun programa de mentores, o organizaciones comunitarias que ofrecen educación, asesoramiento y fuentes alternativas de capital. Ademas de esto, busca eventos en tu industria o de emprendedores o dueñ@s de negocio y conoce tantas personas como puedas. Usualmente estás personas (que también son dueñ@s de negocios) son las más ideales para recomendarte recursos y darte consejos.


El apoyo está ahí fuera Si hay algo que debes recordar de este artículo, esperamos que sea que, aunque empezar un negocio puede implicar muchos pasos, rara vez tienes que hacerlos solo. Desde recursos en línea y programas de apoyo, hasta asesores financieros personales, abogados, contadores y profesionales fiscales, hay personas que están animándote. Nosotr@s incluidos.



62 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page