top of page

12 Hábitos Financieros para Empezar en el 2024



¿Preparándote para cambiar tus hábitos financieros para el próximo año?

Estás en buena compañía. Muchas personas utilizan el año nuevo como un punto de referencia para tomar el control de sus finanzas. Pero, al cambiar viejos hábitos financieros por nuevos, ¿cómo sabes que son los correctos? Reconocer nuestros propios malos hábitos financieros, como gastar impulsivamente o no tomarnos en serio el presupuesto, suele ser fácil. Pero, ¿por qué es tan complicado identificar cuáles deberían ser nuestros buenos hábitos financieros?


Una razón podría ser que estamos pensando demasiado a lo grande. El primero de Enero no siempre es la mejor fecha para una revisión financiera (olvídate de las resoluciones de año nuevo). De hecho, hay evidencia que respalda la idea de que la clave para lograr grandes objetivos es dividirlos en tareas más pequeñas. Cuando practicamos pequeños hábitos financieros, notamos resultados tangibles, lo que puede ser verdaderamente transformador. ¿Por qué? Porque producen resultados visibles. Ya no hay dudas sobre nuestros hábitos financieros. Ahora tenemos pruebas de que están funcionando para nosotr@s.


Este año nuevo, adopta uno o dos (o más) de estos hábitos financieros sencillos y observa cómo desaparece el miedo a quedarte fuera de las finanzas.


Buenos hábitos financieros para automatizar:


  1. Págate primero:

  • Empezaremos con nuestros hábitos más importantes. Automatizar pagos para tu "tú" del futuro significa que estás progresando constantemente hacia tus objetivos y metas. Configura un depósito directo desde tu sueldo o cuenta corriente a tu cuenta de ahorros, inversión y otros. No olvides automatizar los depósitos a tu cuenta de jubilación, para que puedas disfrutar de tu libertad financiera cuando lo necesites.

  1. Configura pagos recurrentes:

  • Despertarse en medio de la noche por una fecha límite de pago perdida es algo que nadie debería experimentar en estos días. No cuando es tan fácil configurar pagos automáticos recurrentes. Además, algunos proveedores de servicios (como compañías de seguros o servicios públicos) ofrecen descuentos si configuras el pago automático. Además de automatizar todas tus facturas mensuales, no olvides apartar un poco en una cuenta separada para gastos no mensuales futuros. Facturas del veterinario, cambios de aceite, ese tipo de cosas. Si vives al día, ten cuidado de evitar sobre giros accidentales.

Buenos hábitos financieros para practicar a diario:


  1. Verifica los saldos de las cuentas:

  • Sabemos que la actividad de tu cuenta puede ser difícil de ver, especialmente si es un nuevo hábito financiero. Pero ¿sabes qué es aún más difícil de ver? Las tarifas por sobregiro. Cargos sorpresa. Saldos extremos. Agrega a tu rutina matutina la verificación de la actividad de tu cuenta; tal vez justo después de revisar tu correo electrónico. ¿Antes de empezar a revisar las redes sociales? Incluso si sabes que tienes lo suficiente para pagar tus cuentas o cubrir ese cargo, verifica tus saldos por la mañana. Puede ayudarte a revisar los gastos de ayer y reiniciar tu mentalidad financiera para el día.

  1. Organiza los recibos a medida que avanzas:

  • Facilita tu contabilidad organizando los recibos relevantes (deducciones, reembolsos, etc.) a medida que los recibes en cualquier día dado. Prueba adoptar la filosofía de Marie Kondo ".". Es un truco que podría ayudarte a evitar que esta tarea administrativa se te escape y cree desorden. Para los recibos físicos, elige un solo contenedor y mantenlo en un lugar fácil de acceder. Si lidias con muchos recibos, considera usar un sobre o carpeta nueva para cada mes. Para los recibos digitales, configura reglas en tu bandeja de entrada para que los recibos entrantes se salten automáticamente la bandeja de entrada y se clasifiquen en una carpeta o etiqueta específica.

Buenos hábitos financieros para practicar semanalmente:


  1. Rastrea tus pequeñas victorias:

  • Ya te estás enfocando en los detalles, pero es beneficioso ser aún más micro. Además de seguir tu progreso hacia grandes metas de ahorro e inversión, ya sea para unas vacaciones en unos meses o para el pago inicial de una casa, observa tus pequeñas victorias. Al reconocer y celebrar logros semanales que tienden a pasar desapercibidos, como "¡Revisaste los saldos de tu cuenta cada mañana!" o "¡Gastaste $0 el martes!", aumentamos nuestra motivación y confianza (dos cosas cruciales para tener Finanzas saludables). Crea una hoja de cálculo, escribe en un diario o coloca una nota adhesiva en tu monitor de computadora para registrar tus victorias semanales.

  1. Compra el bendito café:

  • No. Los pequeños gastos semanales, como el café preparado por un barista, flores frescas, el papel higiénico más caro o un cóctel en el happy hour, no están interfiriendo en tu éxito financiero a largo plazo. (Créenos, esos pequeños gastos hacen que la vida sea mucho más placentera, y te mereces disfrutar de la vida). La próxima vez que tengas sed, no pierdas tiempo. Solo compra el bendito café. Porque los presupuestos sin diversión no deberían existir.

Buenos hábitos financieros para practicar mensualmente:


  1. Crea un presupuesto:

  • Para mucha gente, "presupuesto" es una palabra cargada. A nosotr@s nos gusta pensar en un presupuesto como menos restrictivo y más como una forma de llevar un registro de cuánto tienes para gastar en cosas divertidas. Claro, tu asignación de gastos no siempre será tanto como te gustaría. Pero saber exactamente cuánto tienes para gastar en ti mism@ es una pequeña forma de aliviar la preocupación financiera. Uno de nuestros métodos favoritos para presupuestar son la Regla 50/30/20. Revisa tu presupuesto cada mes para asegurarte de que sea realista y de que te mantienes en el camino correcto. Si no lo estás, no seas dur@ contigo mism@. Ajusta para el próximo mes hasta que encuentres un equilibrio que funcione para amb@s: tú y tu "tú" del futuro. Recuerda que en Zumma puedes hacer y darle seguimiento a tu presupuesto.

  1. Crea un hábito de donación:

  • Las fiestas y la temporada de impuestos son momentos ideales para devolver. Pero tener un horario regular de donación mensual podría funcionar mejor tanto para las causas que te importan como para ti. Reciben apoyo durante todo el año. Contribuyes dándoles 12 cantidades más pequeñas (en lugar de una gran suma de una vez). Este enfoque incluso podría permitirte donar más con el tiempo, aunque las donaciones no siempre tienen que ser en dinero. Algunas organizaciones aceptan suministros para el hogar que puedes entregar (o enviar), donar tu tiempo también es una buena forma de donar, al final del día, nuestro tiempo es el recurso mas valioso que tenemos.

Buenos hábitos financieros para practicar trimestralmente:


  1. Mantén un diario de mentalidad financiera:

  • Gran parte del trabajo para alcanzar metas financieras es mental, especialmente si toda tu vida te han condicionado a creer que eres "pobre". Es hora de que sientas lo que es recuperar tu poder financiero. Comienza a escribir en un diario varias veces al año sobre tu relación con el dinero, pasada y presente. Trabajar para desaprender mitos y patrones de pensamiento tóxicos es difícil, pero es el primer paso hacia un futuro financiero más seguro. Algunas preguntas para reflexionar: ¿Qué mensajes sobre el dinero he escuchado y aceptado? ¿Con qué frecuencia me limito? ¿Hay cambios que puedo hacer para sentirme financieramente preparada? ¿Cómo puedo sentirme más cómoda con el riesgo financiero?

  1. Verifica el aumento del estilo de vida:

  • Cuando tus gastos aumentan al mismo ritmo que tu ingreso, eso significa que la cantidad que estás ahorrando e invirtiendo permanece igual. Así que establece revisiones de salud financiera trimestrales para mantenerte honest@ sobre el aumento del estilo de vida. Si recibes un aumento o un bono, o tienes dinero extra de reembolsos de impuestos o regalos de cumpleaños, es bastante apropiado hacerse un pequeño regalo. Pero mantener bajos tus costos fijos a medida que aumenta tu ingreso es probablemente la forma más fácil de ayudar a que esa parte de tu presupuesto destinada a tu "tú" del futuro crezca.

Buenos hábitos financieros para practicar anualmente:


  1. Revisa tus valores fundamentales:

  • Tus valores son las creencias fundamentales más importantes para ti, los principios que dan sentido y propósito a tu vida. Cuando puedes usarlos para guiar tus decisiones financieras, tomas elecciones más intencionales. También te sientes más alineada con el resultado en situaciones en las que tienes que hacer un sacrificio. A medida que evolucionas, tus valores fundamentales también lo hacen. Así que tómate un tiempo una vez al año para reevaluarlos. ¿Han permanecido iguales? ¿Han cambiado? Si es así, ¿Qué nuevos valores te están ayudando a crecer (y a tu "tú" del futuro también)?

  1. Sincronízate con tu planificador@ financiera:

  • Al menos una vez al año, sincronízate con tu planificador@ financiera para revisar que tus finanzas y objetivos estén en camino. Querrás informarle de cualquier cambio en tu estilo de vida que pueda afectar tu plan financiero. Digamos que te casaste o te quedaste sin trabajo; vendiste tu casa o recibiste una herencia; cambiaste de opinión sobre el cronograma de un gran objetivo de inversión o, sorpresa, estás embarazada. Tu planificador@ financiera te preparará para aprovechar al máximo tu situación única.

¿Todavía no tienes un@ planificador@ financiera? En Zumma te ofrecemos una suscripción que incluye dos asesorías financieras al año con un@ asesor@ de nuestro equipo.


Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page