top of page

La guía básica para independizarte

El momento de independizarte y vivir solo es emocionante, pero también viene con gastos y desafíos financieros que debes de planificar para que puedas disfrutar de tu independencia. Muchas veces no somos conscientes y nadie nos explica de todo lo que implica vivir solo en tema de gastos, te dejo aquí una guía básica de como empezar tu camino hacia la independencia.


1. Presupuesto, Presupuesto, Presupuesto:

Un presupuesto sólido es la parte básica de unas finanzas saludables. Enumera tus ingresos y gastos mensuales, incluyendo renta, servicios, alimentos, transporte, entretenimiento e imprevistos (cosas que tengas que reparar o gastos de más) . Asegúrate de que tus gastos no superen tus ingresos y ajusta tu presupuesto según sea necesario.


2. ¿Cómo pago los gastos de la casa si siempre son diferentes?:

El gasto de casa o departamento siempre varía por el costo de servicios, si hay una fiesta o si simplemente tuviste que comprar todo el super porque ya no tenías nada para comer. Lo mejor que puedes hacer es inflar en tu presupuesto mensual lo que le destinas a gastos en general de tu casa y a final de mes lo que no te hayas gastado lo puedes sumar como un extra en tu ahorro.


3. Reduce los Gastos No Esenciales:

Identifica en qué áreas estás gastando de más constantemente. Muchas veces el vivir solo hace que gastemos de más en restaurantes y salidas, trata de que la mayoría de tus comidas sean en tu casa o que las prepares tú. La regla 70 - 30 aplica aquí, ya que TE VA A AHORRAR MUCHÍSIMO DINERO.


4. Evita las Deudas de Tarjeta de Crédito: Las deudas de tarjeta de crédito pueden acumularse rápidamente, porque nos emocionamos y pagamos de más con la tarjeta de crédito. Si usas tarjetas de crédito, paga el saldo completo cada mes para evitar intereses. Si tienes deudas de tarjeta de crédito, trabaja en un plan para pagarlas lo más rápido posible.


5. No te olvides de ahorrar para el Futuro: Ahorrar es BÁSICO, vivir solo conlleva muchos gastos y responsabilidades, pero evita gastar todo lo que ingresas y mantén en tus planes un ahorro mensual constante. Este te puede servir dependiendo de tus necesidades u objetivos a largo plazo como ahorrar para tu jubilación, un viaje, una maestra, un hijo, etc. Existen muchos métodos y planes de ahorro o de inversión a largo plazo que puedes utilizar para ayudarte con este tema.



Vivir solo puede ser una experiencia emocionante y liberadora, pero también requiere responsabilidad financiera. Con un presupuesto cuidadosamente planificado, un fondo de emergencia y una comprensión sólida de la gestión financiera, puedes disfrutar de la independencia mientras mantienes unas finanzas saludables. A medida que adquieras experiencia, tus habilidades financieras mejorarán, y estarás mejor preparado para enfrentar cualquier desafío financiero que surja en el camino.


2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page