top of page

¿Qué hacer con tu reparto de utilidades?

Ya empieza la época del reparto de utilidades y las personas que lo reciben, normalmente se preguntan ¿cuál es la mejor forma de aprovechar este dinero? Pero primero veamos ¿qué es el reparto de utilidades y quién las debería recibir?


¿Qué es el reparto de utilidades?

El reparto de utilidades es uno de los derechos de los trabajadores que consiste en que parte de las ganancias (o sea utilidades) que genera una empresa en el año anterior (en este caso, en todo 2022) se reparte entre los empleados de la empresa. Dicho esto, es muy importante entender que si la empresa no tiene utilidades en ese periodo, no habrá ganancias que repartir.


¿Cómo se calcula este reparto de utilidades?

El reparto de utilidades se divide en dos partes iguales, la primera parte se reparte entre el total de los empleados de la empresa y se considera la cantidad de días trabajados. Por ejemplo, alguien que haya trabajado 180 días recibirá menos dinero de esta parte que el que haya trabajado el año completo.

La segunda parte se divide en proporción al sueldo que cada empleado haya recibido durante el año anterior.


¿Cuándo es el último día para que la empresa haga el pago de las utilidades?

Este año, para las empresas la fecha para el reparto es en el periodo entre el 1ero de abril y el 30 de mayo, mientras que para las personas físicas, el periodo es entre el 1 de mayo y hasta el 29 de junio.


Ahora si, ¿qué debería hacer con el dinero que reciba por el reparto de utilidades? ¿Me lo puedo gastar?

Esta pregunta te la contestare dividiendo dos escenarios:

- Si tienes deudas: Divide tu ingreso en 4 partes que no necesariamente tienen que ser iguales.

1. haz un análisis de los gastos que tienes por venir en los próximos meses y en caso de que no te vaya a alcanzar con tu sueldo regular, separa de una vez este monto y destínalo a esos gastos.

2. Destina otra parte a pagar tus deudas para poderlas disminuir

3. Utiliza el tercer apartado para empezar un pequeño fondo de emergencia que te permita no volverte a endeudar en caso de una eventualidad.

4. Disfruta la última parte en algún gusto que te quieras dar.


- Si no tienes deudas: Divide tu ingreso en 3 partes que no necesariamente tienen que ser iguales.

1. También haz un análisis de los gastos que tienes por venir en los próximos meses y en caso de que no te vaya a alcanzar con tu sueldo regular, separa de una vez este monto y destínalo a esos gastos.

2. Utiliza la segunda parte a ahorrar y a invertir, ya sea para armar o completar tu fondo de emergencia y/o para otras metas que tengas a corto, mediano o largo plazo.

3. Disfruta la última parte en algún gusto que te quieras dar.


Si utilizas sabiamente estos ingresos extras que sueles tener, podrás ver un gran progreso en tu vida financiera en muy pocos meses y verás la satisfacción que esto significa.



1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page